miércoles

DESTROYER

Tras la despedida del grupo Vox Dei, el 25 de Abril de 1981 en el Estadio Obras Sanitarias, cada uno de sus integrantes se enbarcan en diversos emprendimientos individuales: Ricardo Soulé viaja a Los Angeles, para grabar con produccion de Edelmiro Molinari, un album solista que contenia varios de los temas que integraban originalmente la frustrada obra "El Cid Campeador". Ruben Basoalto forma el grupo Rompe Ases, junto con Raul Fernandez y Enrique Díaz, banda que no llega a grabar un disco. y por su parte, Willy Quiroga arma Destroyer, junto a Beto Fortunato, Pety Guelache y Polo Corbella. Luego de la presentacion del grupo en el Festival de la Falda y en algun que otro escenario, los tres compañeros de Willy deciden abandonar la formacion. Rapidamente fueron reemplazados por Palo Penayo (guitarra y voz), Luis Valenti (teclados) y Beto Topini (bateria), y asi, Willy Quiroga (bajo y voz) y su grupo Destroyer graba su primer álbum. Lamentablemente fue el unico trabajo editado de esta banda, ya que por numerosas piedras en el camino, a fines del ´82, Destroyer termina disolviendose.
Aqui posteamos ese unico trabajo del grupo y transcribimos una nota que le hace la Revista Pelo a los musicos en su numero 165, en el mes de Julio de 1982...que disfruten, Starosta.


Nota a Destroyer por Revista Pelo-Nº165-Julio 1982

"Sin ruido, sin casi mediar anuncio alguno, salió a la venta el álbum debut de Destroyer, el grupo de Willy Quiroga. Y tal vez para muchos esta nota sea el aviso de que el disco fue editado, porque no sólo no tuvo difusión, sino que tampoco hubo conciertos como para respaldar la edición. Con su hablar pausado tan característico, Willy Quiroga contó los pormenores de esta situación un tanto insólita mientras intercambiaba opiniones y comentarios con Luis Valenti (tecladista), Palo Penayo (guitarrista) y Beto Topini (baterista), los integrantes del grupo del ex Vox Dei.
Pelo: ¿Qué pasó con el grupo?
Willy: Un montón de cosas. Una de ellas es que tuvimos problemas por el nombre debido al asunto de las Malvinas. Otro problema fue que no tuvimos apoyo y difusión para el disco y entonces nadie se enteró que estaba en la calle. La grabación la hicimos bastante rápido, pero después surgieron inconvenientes con el sonido, con la tapa, con la difusión. Yo no estoy para nada conforme de cómo suena el disco, pero lo que pasó fue que no pudimos trabajar en un buen estudio.Si tuviera que ponerle una puntuación, le pondría seis. En cuanto a la tapa, el dibujo lo hice yo, pero como carezco de los medios necesarios como para pintarlo, lo llevé al departamento de "Arte" de la compañía y ya ves lo que quedó...
Pelo: ¿Cuándo piensan presentar el disco?
Willy: Estamos tratando de conseguir una fecha entre el 16 y el 20 de julio. El lugar sería una sala céntrica. Como soporte de esa actuación va a tocar el grupo de Rubén Basoalto, Rompe Ases, y al final va a haber una especie de sorpresa...
Pelo: ¿Vox Dei versión '76 tal vez?
Willy: Sí ,sí, es eso. El concierto va a ser tres por el precio de uno...
Pelo: ¿Cómo ves el panorama nacional en este momento?
Willy: Realmente en este momento el panorama tendría que ser óptimo, porque tanto se habló de la unidad nacional y de la no dependencia de otras culturas, que la música tendría que ocupar un lugar más preponderante. Las radios tendrían que pasar música nacional porque les gusta y no porque se los impuso un hecho bélico. Pienso que habría que prestar más atención a los grupos nuevos. Yo pienso que se debe mirar afuera pero sin olvidarse de mirar adentro. Hemos pasado varios años en los que la música nacional desapareció por completo. Ahora hay varios grupitos nuevos que suenan muy bien. Los otros días escuché a un grupo , Magnum 44, que son muy buenos, tienen pasta. Yo voy a tratar de darles una mano para ayudarlos a surgir.Con respecto al panorama, yo creía que la unidad entre todos era verdadera, pero me equivoqué porque hay gente que sigue sirviendo únicamente a sus intereses personales. Cuando se realizó el festival de la Solidaridad Americana, hubo muchos músicos que se ofrecieron a participar porque pensaban de la misma forma que los que estuvieron, y sin embargo no los dejaron tocar. Yo pensé que todo eso ya estaba superado. No voy a hacer nombres, pero ellos saben quienes son. Son gente que sólo les interesa hacer su negocio.
Pelo: ¿Te referís a los músicos o a los productores?
Willy: No, los músicos , pobrecitos, la mayoría comercialmente son un cero. Y yo me incluyo. Me refiero particularmente a los productores. Ellos son los que digitan la cosa...
Pelo: ¿Y ellos son los culpables de que no se aproveche este buen momento?
Willy: Claro. Y no lo aprovechan porque piensan sólo en el staff de grupos que tienen en su agencia. No tratan de abrir el panorama, de escuchar nuevos músicos. Lo único que les interesa es mostrar sus grupos.


Pelo: ¿Cuál fue tu objetivo al armar Destroyer?
Willy: La idea mía, que creo que logré concretar en el disco, fue la de hacer una música que no tuviera nada que ver con lo que era Vox Dei. En realidad, ésta es la música que yo siempre tuve adentro. Mi intención desde hace mucho tiempo era tocar con un tecladista para tener mayores posibilidades, ya que un trío es una formación muy limitada.
Pelo: ¿Qué respuesta tuvo el álbum?
Willy: En cuanto a actuaciones personales, las pocas veces que tocamos tuvimos buena respuesta. Cuando tocamos en el festival de Excursionistas, teníamos que tocar a las doce de la noche pero tocamos a las tres de la mañana porque hubo gente que se olvidó que era un recital para todos y no para ellos solos. Pese a la hora y al pésimo sonido, a la gente le gustó. Lo mismo pasó en la costa.En cuanto a las ventas, la compañía me dijo que (sin promoción) se habían vendido tres mil discos. Y eso es algo que no me explico, aunque menos me explico que si tuvo tan buenas ventas no le hayan dado difusión...
Pelo: ¿Y los músicos te dieron alguna opinión?
Willy: Héctor (Starc) me dijo el otro día que le había gustado y que, por venir de quién venía, pensaba que era más cuadrado. La mayoría de los músicos con los que hablé me dijeron que les gustaba y el comentario general fue que era una sorpresa. Y es lógico que guste, porque tanto Luis, como Palo y Beto son muy buenos músicos. Y yo hago lo que sé hacer...
Pelo: ¿Qué perspectiva le ves al grupo?
Willy: No te digo que pienso que puede ser el número uno, pero sí estoy convencido de que pueda estar entre los cinco o seis grupos "grandes". Eso es por ahora. Yo me refiero a lo que el grupo puede dar en este momento, a seis meses de estar juntos con esta formación.
Pelo: Vos sos uno de los músicos con más experiencia dentro del rock nacional. Desde ése punto de vista, ¿cuál te parece que tiene que ser la pauta a seguir para que el rock crezca?
Willy: Yo creo que hay que cantar cosas que realmente tengan sentido y que abran un diálogo profundo con la gente. La época de "las nubes de algodón vede" ya pasó. A mí me gusta todo tipo de música: me gusta el folklore, el tango, la música clásica, y creo que entre la gente hay una especia de snobismo. Se pone por bueno a aquél a quien no se le entiende nada y eso lo hacen por temor a decir que no lo entienden y que los tomen por tarados. Yo pienso que hay que hacer letras que cuenten las cosas como son, sin demagogias ni snobismos. Tampoco hay que ser un charlatán para que te encasillen en una línea de protesta y luego conseguir grandes cachets.
Pelo: ¿Qué papel creés que tiene que jugar el periodismo en este momento?
Willy: Tiene que jugar un papel recíproco con el del músico. El periodista tiene que ser justo y claro. Yo sé que hay gente que sólo sabe hablar mal. Por ejemplo, hay una niña dando vueltas por ahí, de carnes blandas y rechonchas y que tendría que usar la lengua como servilleta, que gusta de criticar y criticar a todos aquellos que nunca han hablado con ella o que quizás no la han reconocido o no le han pagado jamás una nota. En cambio, de aquellos que le pagan las notas habla maravillas. Yo no quisiera estar en el pellejo de ella sabiendo que soy así. Es una persona cuya moral es un pedazo de goma que se estira según el valor del cheque.
Pelo: ¿Y los productores qué papel deben cumplir?
Willy: Yo no se si existen productores acá. Que yo sepa, productor acá no hay ninguno. Siempre el productor ha sido el músico. Todo el esfuerzo lo hace el músico, los productores no ayudan en nada. Los productores, agarran un grupo que viene hecho y una vez que tiene éxito dicen que lo encontraron ellos ...


Pelo: ¿Cómo definirían el álbum de Destroyer?
Luis Valenti: Teniendo en cuenta todos los problemas que tuvimos que sortear, el disco me parece bueno. No digo muy bueno porque hay varias cosas que me hubieran gustado que sonaran diferentes. Además, el estudio en que grabamos no era bueno, y el técnico es un tipo que recién está aprendiendo a manejar la cosa.
Palo Penayo: Un grupo no empieza a sonar porque sí, necesita un tiempo de maduración. Nosotros somos tipos que venimos de distintas ondas y necesitamos tiempo para poder explotar a fondo las virtudes de cada uno. Yo pienso que un grupo empieza a rendir recién al año, pero da todo lo que tiene que dar a los dos años de estar formado. Luis, por ejemplo, aprendió los temas de memoria unos días antes de grabar.
Pelo: ¿Cuál es el tipo de música que hacen?
Beto Topini: La base es de rock. Nos preocupa la armonía, que es algo que por lo general los grupos de rock dejan de lado. Además tratamos de hacer letras que sean el reflejo de lo que la gente siente.
Pelo: Les pesa el nombre de Vox Dei, el hecho de que pueda haber gente que al escucharlos los compare con lo que hizo Willy antes?
Luis Valenti: Sí, pesar, pesa. Está en uno salir de ese peso o no, aunque a veces estás tocando y alguien pide un tema de Vox Dei, como nos pasó, y medio te trastorna todo. Pero te digo que a mí no me molesta, me parece lógico que pidan temas de Vox Dei. Y a mí particularmente es algo que me gustaría hacer y que incluso ya lo charlamos con los chicos.
Palo Penayo: A mí me pesa el nombre, porque es la misma música y hay gente que viene a vernos esperando que toquemos la onda de Vox Dei. Por suerte, también está la otra gente, la que no quiere recibir la misma música.
Beto Topini: Yo creo que hay que darle a la gente lo que la gente quiere pero de acuerdo a lo que uno siente. Si la gente quiere lo mismo que nosotros, mató. Eso es lo ideal ..."

DESTROYER
Destroyer (1982)

1- Rugido de cien dragones
2- No jugare mas a eso
3- Sin un lugar junto a ti
4- Un pequeño bar en la gran ciudad
5- Mamá ambición
6- El camino del hombre comun
7- Como está mi querido doctor?
8- Dama negra, corazon rojo
Bajar disco

2 comentarios:

juan bautista dijo...

LOS VI EN EL AÑO 81, EN EL FESTIVAL LANZAMIENTO DE LA REVISTA PAN CALIENTE, YA NO RECUERDO DONDE, EN UN CLUB CREO, FUÉ ESA NOCHE DONDE A LOS REDONDOS LA FEDERAL, SIEMPRE TAN SIMPÁTICOS, CASI LOS BAJAN A TIROS, MONONA ESTABA HACIENDO DE LAS SUYAS EN EL ESCENARIO. WILLY FUÉ EL ÚLTIMO EN TOCAR Y DIJO ALGO ASÍ A LOS POCOS QUE QUEDAMOS : UDS DEMUESTRAN QUE SON LOS QUE REALMENTE QUIEREN AL ROCK, GRACIAS LOCO. SONABAN MUY POTENTES, MUY FUERTES, MUY BUEN CIERRE.
ESPERO QUE OTROS RECUERDEN ESTE FESTIVAL, UN ABRAZO.

STAROSTA dijo...

gracias Juan B. por tu visita y compartir esta anecdota con todos nosotros. La verdad que era una buena banda,lastima que no siguio en carrera. Willy... un tipazo!.
saludos.