jueves

Mirtha Defilpo - "Canciones para Perdedores"

Rústicos visitantes, prometimos volver con los posteos y acá estamos, gracias por la paciencia que nos tuvieron todos ustedes, tanto los que comprendieron los motivos de nuestra ausencia, como también aquellos "Anónimos" que no entendieron nada... lamentablemente.
El posteo de hoy le pertenece a una cantante y poeta que dio sus primeros pasos en los escenarios a mediados de la década del ´70, nos referimos a Mirtha Defilpo.
Mirtha trascendió primeramente en el medio musical por ser la esposa de Litto Nebbia, luego se convirtió en la autora de la mayoría de las letras de los temas del rosarino durante los 70´s.
Esta actividad la mantuvo relacionada con el espectáculo, hasta que decide dar cauce a una nueva faceta de su expresividad... interpretar sus propios temas.
Defilpo graba en 1976 su único álbum solista, titulado "Canciones para perdedores", este proyecto surgió tres años antes, tras la propuesta del propio Litto. Hasta ese entonces, Mirtha solía cantar pero no profesionalmente (tampoco había pensado estudiar canto), su inclinación artística básicamente era la poesía.
Llega el día en que sintió la necesidad de interpretar sus propios poemas y acentuar los textos como mas lo sentía ella... Litto adecuaba los textos y la forma de cantar a la música, en el caso de Mirtha, le preocupaba profundamente las palabras, por lo que ponía mas rigor en el texto (que éste entre como conceptualización y no solamente como voz).Esto no quiere decir que Nebbia no hacía un ejercicio de razonamiento del texto, sino que Defilpo necesitaba darle el énfasis y la expresividad propia, con su estilo personal.
"Canciones para perdedores" se empezó a grabar durante el invierno de 1976, con material que Mirtha ya tenia en su haber, excepto un par de canciones creadas para la ocasión. En la grabación, estuvo acompañada por Osvaldo Valls, Jorge Gonzalez, Nestor Astarita, Manolo Juarez, Dino Zaluzzi, Daniel Homer, Rodolfo Alchourron, Pocho Lapouble, Roque Narvaja, y por supuesto, Litto Nebbia.
El disco no fue muy bien recibido por los oídos de algunos medios gráficos, por ejemplo la revista Pelo, en su publicación Nº 88 (agosto del ´77), opinaba que "...mas allá del plano musical, la faceta vocal presentaba una chatura difícil de eludir en el álbum, y en cuanto a la tendencia poética que encaraba Defilpo, se advertía una labor de búsqueda que solía caer en el ejercicio surrealista de encubrir el contenido cotidiano, lo que impedía su acceso a un amplio espectro de publico...".
Quizás algunos se preguntarán porque el álbum se titula "Canciones para perdedores"... para Mirtha, el aprendizaje en la vida se realiza a través de las perdidas, las cuales hacen una escalera de trayectoria humana, donde cada escalón es un esfuerzo, una integración con nuevas cosas, una transformación sucesiva... es decir, no se refiere a los perdedores lastimosamente (ni despectivamente); sino que considera que nuestro transcurso en el universo, es de esfuerzo, de pérdida, de aprendizaje con dolor... en ese sentido Mirtha Defilpo tituló este trabajo discográfico, que hoy compartimos con ustedes, que lo disfruten... Starosta.

Mirtha Defilpo
"Canciones para perdedores"

1- Mañana de amapolas
2- En caso de vida
3- Augurio del silencioso
4- Canción para perdedores
5- La vuelta de Adán
6- A la memoria de Frankenstein
7- Simple detalle
8- Cuando yo no soy
9- Todos los cielos son memoria
10- Cuidate de Jabberwock hijo mio


1 comentario:

setentista dijo...

Ayer se supo que había muerto Mirtha Defilpo, poeta, música y letrista. Se supo porque la noticia circuló en muchos blogs: “digo” fue la palabra elegida. “Digo que murió”. No “anuncio”, no “informo”. Defilpo había nacido en Córdoba, en 1944, y murió pocos días antes de cumplir los 67 años, el 11 agosto.
Defilpo, música, grabó un único disco, Canción para perdedores (1976) y de las letras de “Melopea”, de Lito Nebbia, con quien además estuvo casada. Sobre su “Canción..., en una entrevista, dijo: “Simplemente quería poner los acentos en donde yo lo sentía más”. Y agregaba: “Yo hago poesía dramática, tomando dramático como sinónimo de encuentro, hablo de situaciones dolorosas, o bien de propuestas esforzadas para la felicidad, que creo que es la forma que yo he elegido para comportarme en este mundo. Creo que nuestro aprendizaje se realiza a través de las pérdidas”. Eso le decía Defilpo a la revista Pelo, en 1977.
Del Blog "Aguante la Cofradía"